Armonizando y potencializando el territorio a través del ritual mayor ipx fxizenxi (Apagada del fogón)

Con el fin de seguir revitalizando los usos y costumbres del pueblo nasa del norte del Cauca, se realizó a nivel de la cxhab wala kiwe zona norte del departamento del Cauca la apagada del fogón (ipx fxizenxi) uno de los 5 rituales mayores del pueblo nasa, por primera vez se realizó en el territorio de Corinto, en el punto dos de la liberación de la madre tierra el 12 de abril del 2021 (año gregoriano).

Desde muy temprano los sabedores ancestrales sentados alrededor del ipx kwet (tulpa), mabeaban la hoja de coca para sentir y analizar lo que los espíritus de uma kiwe (madre tierra) le comunicaban para abrir el camino y así realizar esta armonización.

“Hay que llevar un palito (leña); pues nosotros tenemos la enfermedad desde la casa, entonces hay que llevar este palito y voltearlo por toda la casa, y luego ponerlo donde está el fuego (Ipx)”. Orientación de los sabedores ancestrales.

Antes de iniciar con la primera danza se quemaron las plantas medicinales como la Zaragoza, el pino, la buñiga de ganado y de bestia, el eucalipto y la Yacuma negra, para realizar el sahumerio y así limpiar todo el territorio. Posteriormente, la sabedora Juliana Secue inició la danza junto con los demás sabedores ancestrales y la comunidad en general, en este sentido, mientras se danzaba se iba pisando todas las enfermedades y las malas energías.

Los sabedores ancestrales también orientaban que: “Para agotar las enfermedades o levantar fuerza hay que llevar algo al ritual, ya sea, la hoja de coca, las bebidas propias como la chicha y la Chaguasgua (claro de maíz)”.

Mientras que en la primera danza se le echaba fresco en la corona (cabeza) de cada danzante para darle fuerza; en la segunda, se entraba a la tulpa danzando y soplando el fresco para apagar el fuego (ipx), opacando las malas energías.

Para este ritual se tuvo en cuenta el tiempo de la luna, parte de la oscuridad ya cuando recién va a salir o nacer la luna, ya que en este tiempo hay bastantes energías tanto positivas y negativas el cual hace parte del equilibrio.

Este ritual mayor se viene realizando desde los ancestros, con el fin de opacar los problemas, las dificultades y las enfermedades que hay en el hogar, en la comunidad y en el territorio en general.

Por: tejido We’jxia Kaa’senxi, cabildo de Corinto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »