Carrizales se vistió de rojo y verde para hacer memoria

Del 11 al 13 de Junio en la vereda Carrizales, resguardo indígena de Corinto, se dieron cita los y las kiwe thegnas de los 22 territorios de la Cxhab Wala Kiwe ACIN, para evaluar y proyectar el camino a seguir desde y por la defensa de la vida y el territorio.

La lluvia y el barro fueron testigos de este gran encuentro, acompañaron fielmente a los y las Kiwe Thegnas, para de esta manera reafirmar la lucha y la palabra de quienes miran y cuidan el territorio.

La guardia indígena celebra haciendo memoria de una lucha que camina desde hace más de 20 años; su palabra y su memoria es fresca y andariega; llena de digna rebeldía, en donde nos encontramos con un proceso de fortalecimiento político, operativo y humanitario que hoy trasciende con fuerza en los distintos rincones de esta tierra.

La estrategia de terror y guerra que intenta alimentarse del dolor de nuestras comunidades para generar miedo no es nueva, en esta ocasión desde las montañas que rodeaban este importante encuentro, empezaron a disparar en varias ocasiones para intimidar a quienes defienden la vida, pero como manifestó una Kiwe del territorio de Tacueyó “¿Por qué vamos a tener miedo cuando somos Nasa? No hay que tener miedo”. Este es territorio Nasa, es nuestro territorio, un territorio con gente que sueña y grita libertad.

Uno de los caminos dignos para salvaguardar la vida y el territorio de los actores que hacen la guerra, surge hace 20 años con el plan minga en resistencia, una estrategia pensada, mambeada y reafirmada por la guardia indígena, autoridades y comunidad en general, que hoy se proyecta un camino de 50 años, en donde se continuara con fuerza el ejercicio de control territorial, para seguir rechazando a los actores armados, vengan de donde venga, para liberar nuestros territorios de todo lo que lo enferma (narcotráfico, minería, monocultivos…,)pero sobre todo, para seguir caminando (desde el andar del tiempo) hacia el ser Nasa.

En este bonito encuentro no solo se reafirmó la lucha que desde siempre se ha caminado, sino, también la palabra hecha acción del compañero Oveimar Tenorio, un Nasa de corazón rebelde que acompañara otros dos años, a los y las kiwe Tegnas de este gran territorio Cxhab Wala Kiwe.

“Dos años es muy poquito tiempo para alguien que viene realizando tan buen trabajo” palabras con las que quienes miran el territorio, fueron abriendo camino en cada una de las comisiones, y con las que se ratificó el trabajo realizado no solo por el compañero Oveimar, sino por todo un tejido de kiwe thegnas que seguirá caminando junto a él.

De esta manera fue como Carrizales, se vistió de rojo y verde para hacer memoria de la palabra sabrosa y digna que desde el corazón vienen caminando los y las kiwe thegnas y desde donde con orgullo alzan el bastón de mando y hacen del dolor la fuerza necesaria para continuar con firmeza en este proceso.

A los truenos protectores que hoy nos orientan desde el otro espacio, a la guardia indígena y a la comunidad en general,  muchas gracias por tanta dignidad y amor por esta nuestra tierra, que la lucha y el sueño de autonomía nos siga juntando y levantando en rebeldía, como el sol de la mañana y aunque sabemos que son muchas las dificultades, porque este camino no es fácil, porque aquí hay que defender la vida así esto nos cueste la nuestra, gracias a ustedes, sabemos que no hay que tener miedo, ya que la convicción y el amor por un territorio libre nos hace fuertes y esa es la semilla que debemos seguir sembrando en los corazones.

Por: Tejido de comunicación para la verdad y la vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »