COMUNICADO A LA OPINION PUBLICA NACIONAL E INTERNACIONAL, SOBRE LOS ULTIMOS HECHOS DE VIOLENCIA CONTRA EL TERRITORIO ANCESTRAL DE TORIBIO Y LOS COMUNEROS INDIGENAS NASA DEL PLAN DE VIDA PROYECTO NASA.

LLAMAMOS A DEFENDER LA VIDA Y NO CALLAR ANTE LA MUERTE, POR NINGUNA CIRCUNSTANCIA.

EL PLAN DE VIDA PROYECTO NASA, EN CABEZA DE LAS TRES AUTORIDADES NEEHWE’SX DE LOS TERRITORIOS ANCESTRALES DE TORIBIO, TACUEYÓ Y SAN FRANCISCO; CON FUNDAMENTO EN NUESTRA LEY DE ORIGEN, LA CONSTITUCION POLITICA DE COLOMBIA, EL CONVENIO 169 DE LA OIT, RATIFICADO EN LA LEY 21 DE 1991, RECHAZAMOS LOS HECHOS QUE DESARMONIZAN NUESTRO TERRITORIO Y LA VIDA DE NUESTRA COMUNIDAD.

Nuestras comunidades unidas y organizadas como plan de vida, en conjunto con las Autoridades Neehwe’sx, la Guardia Indígena y la Asociación de Cabildos Indígenas “Proyecto Nasa”, hemos sido ampliamente reconocidos como verdaderos actores, constructores de Paz, mientras en gran parte del Territorio nacional se libraba una guerra que nos hizo daño por más de 50 años ¡y que aún no acaba! solo se transformó en disidencias armadas, más narcotráfico, minería legal e ilegal, entre otros, pero que de igual manera siguen buscando romper los hilos culturales y sociales de nuestro proceso comunitario. A pesar de todo, nos sostenemos en seguir construyendo bienestar en el marco de la autonomía y el gobierno propio, aun con condiciones mínimas y adversas. La palabra y el dialogo seguirán siendo nuestras banderas de lucha, frente a quienes hacen la guerra e involucran la sociedad civil, se aprovechan de nuestras necesidades y algunos lastimosamente, terminan siendo tontos útiles y las víctimas de la guerra. Estamos viviendo un después del proceso de paz y es más duro, aunque la misma guerra, situación que se recrudece con la posición guerrerista del gobierno actual, que aún no advierte que de nada sirve militarizar el territorio, si las condiciones sociales y económicas de fondo en este país no cambian. Hoy también se intenta suplantar la legitimidad de las autoridades indígenas, por la fuerza de las armas, la amenaza y asesinato a comuneros y líderes sociales, el feminicidio, extorsiones, entre otras estrategias de amedrentamiento. Nos preocupa la fuerte militarización de nuestro territorio, por parte de todos los actores de la guerra y la malicia indígena nos indica, la posible existencia de una cercanía entre ellos, por la fluidez con que se mueve el narcotráfico, las armas y la minería en nuestro territorio sin control alguno. Durante el último mes han sucedido otros hechos lamentables: El asesinato del comunero RAMIRO ASCUE YULE perteneciente al resguardo de Toribio; El comunero JUAN JOSE ROJAS FERNANDEZ perteneciente al resguardo de Tacueyo y el día domingo 4 de abril, también fue vil mente asesinado FERNANDO ESNEYDER LOZADA FRANCO, comunero del resguardo indígena de Tacueyó, quien era el hombre de protección del coordinador del “Proyecto Nasa”, JOSE MILLER CORREA VASQUEZ.

En sentido de todo lo anterior, hacemos conocer a la opinión pública nacional e internacional, a los organismos multilaterales de derechos humanos que, como autoridades ancestrales legítimas, seguiremos ejerciendo gobierno propio, en aras de esclarecer estos hechos.

Solicitamos y exigimos las aclaraciones pertinentes que deba hacer el Estado Nacional de Colombia y los grupos armados denominados como disidencias armadas de las FARC, frente a lo siguiente; Siendo el Norte del Cauca un territorio altamente militarizado, porque el negocio del narcotráfico, la presencia de grupos armados al margen de la ley, parecen tener un objetivo común: ¿Desaparecer la comunidad indígena, su organización, sus autoridades y líderes?

Exigimos al Estado la implementación de la medida cautelar colectiva 255 de 2011, otorgada por la Comisión Interamericana de derechos humanos, en favor de las comunidades de Toribio, Tacueyó, San Francisco y Jámbalo, y el cumplimiento de las órdenes dadas por la corte constitucional mediante la sentencia T – 030 de 2016.

Finalmente,

Pedimos a la comunidad nacional e internacional y organismos garantes de derechos humanos, su acompañamiento permanente para no quedar desprotegidos frente a los actores armados perpetradores de violencia, ante la inminente falta o incapacidad del Estado para cumplir con su deber constitucional, sea por acción u omisión.

A la comunidad en general, no seguir siendo indolentes frente a los hechos de violencia, a fortalecer la guardia indígena, las autoridades, como mecanismos comunitarios legítimos de protección, por el bienestar de nuestras familias.

Seguimos siendo consecuentes con nuestra palabra y acción de construcción de paz: Cuenten con nosotros para la paz, nunca para la guerra y la muerte…

AUTORIDADES NEEHWE’SX DE LOS TERRITORIOS ANCESTRALES DE TORIBIO, TACUEYÓ Y SAN FRANCISCO – PLAN DE VIDA PROYECTO NASA DEL MUNICIPIO DE TORIBIO

Abril 6 de 2021

PROYECTO NASA “UN SUEÑO PARA CONTINUAR CON LAS RAICES EN LA TIERRA”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »