Çxapuç momento de alegría, de visita, reencuentro

Nos encontramos en el mes del çxapuç “ofrenda a las animas o espíritus ancestrales”, este es uno de los cuatro rituales mayores que celebra el pueblo Nasa, en este tiempo los espíritus de los seres queridos que ya trascendieron al  espacio espiritual, es  decir que ya no están físicamente, llegan a disfrutar de sus comidas favoritas, por ello, cuando se celebra esta ceremonia, se preparan diversidad de platos y diferentes bebidas tradicionales, como el mote, el envuelto y arepas de maíz, la chicha, las arepas y todo lo que tradicionalmente consumían nuestros seres queridos.

En el resguardo de Corinto, como ya es tradición se vivenció la ceremonia del çxapuç. Dinamizadores, autoridades tradicionales  Sa’t Wexs, los comuneros y , comuneras tanto jóvenes, mayores, niños y niñas, asistieron a este espacio, alegremente, danzaron al ritmo de los tambores y las flautas para así alegrar y agradecer a los espíritus que en esa noche nos visitaron.

Las danzas abren el camino del çxa’puç, es decir dan la bienvenida a los espíritus, también se danza en agradecimiento por la visita y se danza en par, simbolizando la dualidad, al hombre y la mujer, armonizando y dando fortaleza a los participantes del ritual.

Escuchemos al sabedor espiritual José, quien nos cuenta la importancia de esta ceremonia ancestral.

Por: Tejido de comunicación We’jxia Kaa’senxi del cabildo de Corinto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »