La comunicación como forma de juntanza entre pueblos

Taller de formación en Comunicación y organización interétnico entre afros, campesinos, campesinas e indígenas.

El lunes 28 de junio del 2021, inició el taller de formación en comunicación y fortalecimiento para el desarrollo de prácticas comunicativas en el territorio de Santander de Quilichao, tulpa ACIN, en donde, participaron el Tejido de comunicación ACIN, Palenque de comunicación ACONC y el equipo de comunicación ANUC, con el fin de juntarse para en un inicio conocer los temas culturales de cada organización, sus formas organizativas, el contexto de cada territorio, y desde allí, analizar desde cada sentir, desde cada historia las dificultades y apuestas como organizaciones, y así, poder generar una unidad desde un proceso de comunicación que permite y facilita la interacción como procesos, como comunidades y como seres, entendiendo que la comunicación está tejida en el territorio y se hace desde el territorio.

ACONC – Asociación de consejos comunitarios de comunidades negras del norte del Cauca: Cuentan con 46 consejos comunitarios en 10 municipios del Norte del Cauca

“La principal problemática es la coca, en nuestros territorios no hay alternativas, no hay oportunidades laborales y esas ganas de querer llevar un plato de comida a la casa, nos lleva a eso”

A los territorios han llegado unos “foráneos”, han entrado a explotar desde la minería a gran escala, a invadir los terrenos con monocultivos de caña desde el asentamiento de diversas multinacionales y zonas industriales, han llegado diferentes grupos armados legales e ilegales que generan tensiones dentro de las comunidades.

ANUC – Asociación Nacional de usuarios Campesinos:

“La primera organización campesina fue la ANUC, donde participaban compañeros afros, indígenas y mestizos, al darse cuenta que habían intereses diferentes cada uno se organizó, entendiendo que todos trabajan la tierra y la cultivan, que se tienen características y culturas diferentes pero que se puede articular y trabajar en unión, porque tenemos una misma madre”

“Los aspectos negativos son realmente aspectos para fortalecer nuestros territorios como comunidad, porque esos aspectos también nos identifican”

Como campesinos se exige el reconocimiento dentro de la Constitución Política, como entes de derecho, el campo colombiano y los campesinos están abandonados por el estado desde lo político hasta el no reconocimiento y valor de su labor como trabajadores y productores de diferentes productos alimenticios,

“Se nos hace muy difícil poder sacar nuestros productos y cuando lo sacamos en la comercialización los precios son baratos, no se le da el precio que debería tener a lo que producimos”

La lucha es también contra las grandes multinacionales, contra las semillas transgénicas y todo su combo de productos químicos y sus altos costos para la siembra y una buena cosecha, los grandes ingenios y megaproyectos de monocultivos que llegan a los territorios, dejando de lado la variedad de alimentos nativos de las diferentes regiones.

ACIN – Asociación de Cabildos indígenas del norte del Cauca: Hay 22 resguardos indígenas, 7 planes de vida.

“Como pueblos originarios nuestro eje fundamental nace desde la espiritualidad, desde el encuentro en torno al fuego, para conversar, orientar y trasmitir conocimientos desde los más mayores hacía los más jóvenes”

Como comunidades al tener una jurisdicción especial indígena y autónoma, en los territorios se fortalece el gobierno propio que se enmarca en las orientaciones espirituales guiadas por los médicos tradicionales y el fortalecimiento y posicionamiento de la guardia indígena para la resolución de conflictos y control territorial, como mandato desde hace años los mayores y la mayores heredaron las acciones de liberación de la madre tierra desde los diferentes espacios de minga tanto internas como externas, para visualizar la organización, la lucha y crear juntanzas entre pueblos y organizaciones.

Como procesos de comunicación se camina, se aprende, se recorren los territorios para conocer, entender y fortalecer desde la familia, desde la comunidad, desde lo nacional la defensa como pueblos, como territorios por la vida y el medio ambiente que es la casa de todos y de todas, abriendo un camino en donde se encuentran problemáticas que se replican en los diferentes entornos y por las cuales las diferentes organizaciones y comunidades resisten, abrazando también el contexto coyuntural del país que se encamino el pasado 28 de Noviembre del 2019 y que retomó con fuerza el 28 de abril del presente año 2021 en la juntanza y el levantamiento como un solo pueblo por un cambio estructural ante las vulneraciones ante las garantías de vida desde la ciudad hasta el campo.

Debemos analizar ¿Qué nos junta y qué nos divide? para seguir construyendo y entendiéndonos en las diferencias, desde las historias de cada uno que se unen en la lucha y a la resistencia a través de los siglos por pervivir y mantenerse hasta la actualidad.

Por: tejido We’jxia Kaa’senxi, cabildo de Corinto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »