NYAFX A´TE LUUCX “La primera luna niña”

Es la luna recién nacida. Es la de primera noche. Se alcanza a ver desde las 6 pm y su tamaño es parecido a una estilla de paja, solo ilumina una hora en la noche. Esta luna es muy bonita, atractiva, muy tierna pero es muy débil física y espiritualmente.

Cuando esta tiene tres noches, se pueden sembrar plantas para que no crezcan muy altas, pero que den buen fruto de manera rápida como: él guineo, caña dulce, coca, mora, repollo, uvillas, cebolla, cilantro y flores entre otras. También en esta luna se controlan los parásitos de los animales y de las personas, ya que ellos se encuentran física y espiritualmente débiles.

No se recomienda sembrar otras semillas en esta luna, como la luna esta bebé y débil, las semillas cresen débiles y propensas a las enfermedades. Las personas y animales nacidas en este tiempo son muy enfermizos, llorones y flojos. En caso de las plantas, los granos y los tallos se gorgojean.

Los arboles no se pueden cortar, porque en este tiempo están recogiendo la sabia y se gorgojea la madera rápidamente.

En este tiempo lo mejor es empezar a preparar la tierra, las semillas tanto de vegétale como la de los animales y preparar los abonos orgánicos y realizar las diferentes deshierbas. Para acabar el helecho se busca una vara de guadua delgada y se garrotea en las horas de la mañana.

A´TE LUUCX  TASXUJ PUTXTESA.

“Luna niña subiendo en el occidente”

Es la luna que tiene cinco noches e ilumina tres horas aproximadamente. Cuando se oculta, su tamaño es menos de tres cuartos de círculo.  Es aquella niña muy inquieta, investigadora sin fin. La que no desconfía de nadie. La que crese de manera muy rápida. Es la que está iniciando a tejer su primera jigra, la que teje la vida, pero aún es muy débil y tiene poca concentración.

Se corta el cabello en esta luna para que crezca rápido, tenga buen color y se ponga bonito. Cuando se horquilla  rápido se corta las puntas en la luna mayor.

 Si se siembra entre la sexta y a octava luna, en la yuca se produce raíces muy largas, tallos altos y los tubérculos no son gruesos como lo esperamos.

No se deben coger las plantas medicinales para guardarlas porque las polillas se comen las hojas, estos son como piojos que abundan en las casas.

Por: tejido We´jxia Ka’senxi, cabildo de Corinto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »