Actores armados violan de manera sistemática los derechos humanos en las comunidades indígenas

Desde las horas de la mañana del día 13 de octubre entre las veredas la Siberia y la Esther del corregimiento de los Andes municipio de Corinto Cauca, se presentaban enfrentamientos entre el ejército y disidentes de las FARC. Hacia el mediodía, el joven Jhoser David Talaga de 18 años, se encontraba recolectando café en compañía de sus abuelos. Al intensificarse los hostigamientos Jhoser David y sus abuelos decidieron irse a resguardar a la casa. Cuando ya se encontraban ubicados en la vivienda, subió un grupo de soldados y entraron a la vivienda donde se encontraba el joven, con los abuelos, los tíos y unos primos, inicialmente sin ninguna orden ni autorización el ejército requisó toda la casa y uno de los soldados de manera violenta le ordenó a Jhoser David y a otro joven quitarse la camisa, según él, para revisar si tenían marcas de cargado de maletas, lo tiró al suelo, lo pateó y le piso las manos, mientras tanto otro de los soldados le apuntaba con un fusil, con violencia lo interrogaron señalándolo de guerrillero y le ordenaba que le entregara un  radio de comunicación que según el soldado portaba Jhoser David, pero el joven no portaba ningún radio.

Luego de maltratarlo física y verbalmente el militar se aleja de la vivienda. Por la gravedad de las agresiones en horas de la tarde Jhoser David fue trasladado por la guardia indígena al hospital local del municipio de Corinto, donde hasta el momento se encuentra hospitalizado a causa de las afectaciones físicas, ya que presenta fracturas en la pierna y la mano. Los abuelos de Jhoser David, adultos mayores se encuentran bastante afectados por los hechos ocurridos.

De igual manera integrantes de la comunidad de la Esther denuncian que el ejército viene cometiendo un gran número de abusos con las familias de estas comunidades, se entran a las viviendas de manera arbitraria y desde allí disparan, sin importar que dentro de las viviendas se encuentren civiles y ente ellos menores de edad y adultos mayores. Rechazamos y denunciamos de manera enfática este tipo de violaciones a los derechos humanos y colectivos, que vienen cometiendo de manera reiterada los grupos armados en los territorios indígenas y en esta ocasión miembros del ejército nacional, quienes claramente violan los derechos individuales y colectivos , al ingresar a lugares comunitarios como escuelas, canchas y  viviendas, desde donde disparan indiscriminadamente y también cometen actos de señalamientos, intimidación y tortura como lo sucedido el día 13 de octubre del 2012 en al comunidad de la Esther con el joven Jhoser David Talaga.

Julio Talaga uno de los comuneros afectados cuenta como ocurrieron los hechos

Por: tejido de comunicaciones We’jxia Kaa’senxi «La voz del viento», cabildo de Corinto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »