Hacia el fortalecimiento de los dones y talentos de los jóvenes

El pasado 8 y 9 de abril del presente año (2021) en el territorio de Corinto se realizó el tercer encuentro de la «Escuela de Taller Animadores Juveniles» de Corinto liderado por el Movimiento Juvenil Alvaro Ulcuè Chocuè Zona Norte del Cauca, en la vereda Media Naranja. Un espacio de encuentro que brinda herramientas a los jóvenes para potencializar su participación y liderazgo dentro de la comunidad, articulando el proceso de la organización por medio del arte desde su sentir y simbología ancestral.

Estos espacios de encuentro, de capacitación y de reflexión son cruciales para escuchar las voces de los jóvenes; ¿Qué sienten?, ¿Qué piensan?, ¿Qué sueñan?, ¿Qué les duele, ¿Qué los hace felices?; es vital para la construcción y proyección de su futuro, de las decisiones que tomarán, y más aún, en un contexto actual que involucra una guerra que los quiere inmiscuir en ella, atrayéndolos o simplemente arrebatándolos sin permitir otras opciones.

En esta ocasión se conversó y analizó sobre el Maw Fxi’zewajas Dxi’jan (el plan de vida), ¿Qué sueñan los jóvenes para el futuro?, ¿Qué legado quieren dejar?, ¿Qué proyecciones tienen para sus vidas?

Compartieron lo que los hace felices, sus familias, el deporte, bailar, cantar, escuchar música, conocer lugares nuevos, aprender; detalles que hacen parte de la base de sus personalidades, de sus sentires, y que al pasar el tiempo serán los cimientos de sus metas. Muchos sueñan con estudiar, algunos con organizar una familia fortalecida en el respeto y el amor, otros con ser parte de los procesos y aportar a la comunidad.

“Si la familia está unida nada va a dañar nuestros sueños”

Después de compartir sus anhelos se hace una actividad en diferentes grupos para armar una torre con unos materiales bien peculiares y de esta actividad afloran ciertos valores fundamentales que están implícitos no solo en la vida cotidiana si no en el sentir de la lucha y la resistencia que existe como diferentes pueblos. Cada grupo tenía que crear una historia y darle un nombre a cada torre; es así como se nombran los SUEÑOS, la FAMILIA, el AMOR y la ESPERANZA. Se enfrentaron a dificultades que ellas y ellos mismos usaron para fortalecer y encontrar soluciones, se trabajó en equipo, todos aportaban y colaboraban encontrando y concluyendo un liderazgo entre todos. “Los líderes somos todos”

“En los caminos siempre habrá tropiezos hay que aprender a levantarse y seguir caminando”

Por: tejido We’jxia Kaa’senxi, cabildo de Corinto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »