HACIA LA CONSTRUCCIÒN DE UN PACTO POR UN NUEVO PAÍS

Por la vida, la palabra y la justicia

Desde la asamblea de la minga nacional, social, comunitaria y popular llevada a cabo de manera virtual – presencial, en el Municipio de Caldono, resguardo Sath Tama Kiwe (territorio de caciques), en la finca el Pital, el día 5 de mayo del 2020, se vuelven a convocar después de un primer encuentro en la Nave de la Resistencia en Tunia – Cauca, donde en articulación, en juntanza, en unidad, la minga del sur occidente Colombiano y los diferentes sectores sociales, estudiantiles, campesinos, afros, camioneros, populares, barriales, primera línea, se encontraron para organizar lo que es la ruta a llevar a cabo dentro del marco del Paro Nacional y construir una agenda nacional que juntara todos los reclamos y exigencias ante el mal gobierno del que se hace llamar el presidente de la república y su gabinete.

Esta vez, se da a conocer ante los entes internacionales y nacionales después de una primera mesa de diálogo que se hizo con el gobierno a la cual asistió el viceministro del Interior y en la cual no se llegó a ningún acuerdo, ni mediación, ni entendimiento por parte del gobierno y en donde después de compartir el documento creado por parte de todos los gremios que a esa mesa asistieron y dar a conocer las denuncias de derechos humanos dentro del mismo paro, en donde se quedaba al otro día de reunirse con la Fiscalía, la cual, nunca llegó, se decide hacer esta asamblea para construir un pacto hacia un nuevo país y establecer una ruta que permita encontrarse con aliados no solo nacionales si no también internacionales que acompañen y sean parte de este proceso que se ha venido caminando desde hace años y que desde el primer estallido nacional que se dio el 21 de noviembre del 2019 despertó no solo a los diferentes sectores sociales sino también a la gente, a los ciudadanos, a las comunidades no organizadas.

Desde la unidad y la juntanza se da un diálogo social ante la incapacidad del presidente de la república donde se habló sobre comenzar un cambio desde lo colectivo, rechazando y denunciando toda la violación de derechos humanos, todos los maltratos, asesinatos, torturas, toda la ola de terror y violencia hacia las comunidades que por año se viene dando y que ahora desenmascaro y llegó a las ciudades de frente contra los jóvenes, contra los que se manifiestan y están en las calles reclamando sus derechos, su dignidad, reclamando por la vida, reclamando que este país se cansó de la guerra.

“En medio de la diferencia política, religiosa, cultural, llamamos a juntarnos en esas diferencias, en la diferencia es posible la construcción”

Se pactan rutas desde lo político claves y generales que se llevarán a asambleas populares y comunitarias en cada territorio:

  • Derecho a la salud y la calidad en la salud
  • Fortalecer la democracia y el cumplimiento de la constitución del 91
  • Implementación del acuerdo de paz
  • Garantías para la protesta social y la restructuración de la fuerza pública, fuerza militar y desmonte del SMAD
  • Derecho a la educación y acceso equitativo y de calidad al conocimiento
  • Relevo generacional
  • Participación social y comunitaria
  • Derechos humanos del campesinado

En donde también la sociedad internacional aportó y se comprometió con la lucha del pueblo colombiano, el instituto CATALANA reafirma que el gobierno nacional no está escuchando a su pueblo pero que ellos si lo harán.

En medio de esta asamblea llega el anuncio de que el gobierno cancelaba la entrada a CIDH a Colombia, lo cual deja en ascuas a las comunidades, ¿nos van a seguir masacrando?

Por: tejido We’jxia Kaa’senxi, cabildo de Corinto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »