Puerto Resistencia al calor de la unidad

La minga conoce y comparte otro de los puntos de resistencia en Cali

El pasado jueves 6 de mayo como minga se hizo otra gran movilización que se encontró en otro de los puntos álgidos de Cali en el punto de la luna. Llamado así porque en ese mismo sector, en ese cruce, por esas avenidas hay un hotel que se llama la Luna, en este hotel días pasados se estaban hospedando los agentes del ESMAD (Escuadrón Móvil Anti Disturbios), en el cual, a la mañana siguiente unos iban saliendo y otros estaban sacando sus pertrechos militares envueltos en sábanas y es ahí donde se les explota una granada, palabras de un testigo vecino del barrio, el hotel quedó completamente incinerado. Este incidente del hotel se le están atribuyendo a los manifestantes con el fin de deslegitimar la lucha pero sobre todo desviar los actos de desaparición y asesinato hacia la población que allí resiste.

Un compañero del sector de la Luna en Cali cuenta la situación que se ha vivido en este punto y también lo que paso con el hotel la luna el porque se incinero.
Hotel la luna, Cali Valle del Cauca

Desde el decisivo día 28 de abril hasta el momento este punto ha sufrido ataques por parte de la policía nacional y el ESMAD (Escuadrón Móvil Anti Disturbios) accionando violenta y estratégicamente hacia los manifestantes y las manifestantes disparando sus armas contra la población civil. Estos agentes del mal, buscan provocar a los jóvenes para así justificar los actos de violencia haciéndolos pasar como actos en defensa propia infiltrándose también como civiles y desde el movimiento en las motos disparar.

A pesar de todo este terror la minga se encuentra con una comunidad que persiste en la resistencia, una comunidad que arde, ahora no sólo por lo que en un principio convocó a Colombia a volverse a levantar, sino que también es el calor de los caídos, de los heridos de la zozobra nocturna con la que juegan estos agentes de la muerte que no podrá aunque insistan quebrar los corazones de hierro de las personas que se mantienen en pie de lucha.

» Yo soy del Cali pero acá me volteo mi chaqueta por respeto porque todos somos un solo color porque acá en este momento todos somos del equipo de Colombia»

En este punto la gente se mantienen con fuerza a punta de olla comunitaria todos pendientes de cada una de las personas que apoyan y con la valentía de los y las primeras líneas.

Es como ese día 6 de mayo la tarde llegó y a lo que comenzó a oscurecer se quedaba sólo la comisión designada para el apoyo de ese punto de la minga que junto a los de la primera línea y junto a la comunidad que acompaña empezaron a distribuirse cada uno resguardando los puntos y las barricadas, con la noche el ambiente se tensa renaciendo la zozobra entre los motores de motos y los ruidos de carro, no se sabia qué iba a pasar y en esos momentos de tensión es cuando siempre alguien motiva y enciende la fuerza, las llamas del corazón y del valor, un compañero con sus sonidos y vibraciones motivaba y potencializa nuevamente la fuerza, es la valentía de cada una de las personas que resistían en ese punto. La calle era totalmente de los manifestantes, la ciudad era de la gente, pero el enemigo es fuerte, es estratégico y es como en la noche que hubieron varios intentos para acabar con la fuerza; primero una moto de policía se cuela por uno de los retenes, al dar la vuelta dispara hacia la población la gente se organiza para nuevamente reforzar cada punto estratégico y después de unas horas en un carro negro blindado con dos motos policiales atrás vuelve y entran por donde la moto entró disparando hacia la comunidad, esa es la zozobra qué noche a noche se vive en los diferentes puntos en donde no se sabe cuándo es que la bala caerá.

Denunciamos el accionar del Estado colombiano el accionar de las fuerzas públicas al servicio de las políticas de muerte que atacan a la población civil que no está armada, la denuncia va acompañada a la acción de la noche siguiente 7 de mayo en el mismo punto de la luna asesinaron a un compañero e hirieron a otros dos pero la rápida reacción de la minga y de la guardia indígena logró capturar a uno de los que disparó el gatillo.

Compartimos a las diferentes comunidades a los diferentes territorios la digna lucha de las manifestaciones de la protesta del revindicar las calles y las acciones para que conozcan lo que está haciendo el estado colombiano con su población civil para compartir, enaltecer y admirar la valentía de los y las jóvenes, los hombres, las mujeres, las mayores, los mayores que luchan y persisten por un futuro mejor ofrendando hasta su propia vida como en muchos casos.

Cali sigue firme la minga sigue firme

Por: We’jxia Kaa’senxi, cabildo de Corinto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »